El blog de Vic Micro

  • Home
  • Consejos
  • Calor, arena, sal y luz. Los enemigos de tu ordenador durante las vacaciones
Ordenador vacaciones
30 de julio de 2021

Calor, arena, sal y luz. Los enemigos de tu ordenador durante las vacaciones

Entre el teletrabajo y las vacaciones, la frontera entre el uso profesional y personal de los dispositivos se ha difuminado.

En el mismo ordenador, móvil o tableta, trabajamos, consultamos nuestra cuenta bancaria y vemos películas y series. Si te identificas, te recomendamos que leas nuestro artículo sobre ciberataques en verano.

Aquí vamos a dejar los consejos para que nuestros dispositivos electrónicos, y especialmente el ordenador, no se deterioren por su uso durante las vacaciones.

Probablemente el mejor consejo que podemos dar, es que si no necesitas el ordenador, no te lo lleves de vacaciones. Descansar del ordenador es importante tanto para nuestra salud mental como para nuestra salud física, ya que debemos aprovechar el verano para realizar actividades que el resto del año no tenemos tiempo o ganas de hacer, como pasear al aire libre, tener largas conversaciones, hacer ejercicio, etc.

Pero si esto no es posible y tienes que llevare al ordenador de vacaciones, ten en cuenta estos factores: los principales enemigos de tu ordenador durante las vacaciones son tres: el calor, la arena y la sal.

El ordenador puede sufrir daños en vacaciones

los principales enemigos de tu ordenador durante las vacaciones son: el calor, la arena y la sal.

Cómo afecta el calor excesivo a los ordenadores.

El calor y el la exposición al sol afectan a multitud de componentes de los portátiles: la pantalla, los circuitos, la placa base y, por supuesto, la batería.

Nunca debes dejar el ordenador al sol, ni dejarlo dentro del coche mientras tu vas a hacer otras gestiones (como comer en un restaurante, comprar, etc.) ya que las ventanas cerradas del coche hacen que la temperatura interior suba enormemente y pueden llegar a hacer que la batería del portátil reviente.

La batería del portátil está formada por componentes químicos, y por tanto, su funcionamiento óptimo depende de la temperatura. Las baterías de los portátiles, normalmente de iones de Litio, son sensibles a los cambios de temperatura.

Una exposición al sol o a altas temperaturas puede degradar la capacidad de cargar la batería del equipo.

Una posible solución sería poner una funda protectora externa al portátil, pero tenemos que elegirla bien, ya que es posible que algunas, dependiendo de su diseño, obstruyan la salida del aire caliente, fomentando el problema, en vez ayudar a solucionarlo.

Además, si se deja el ordenador bajo la luz del sol, es posible que algunos componentes de plástico (como la tapa superior y/o inferior, o piezas interiores) se pueden deformar.

También, como sabemos, la luz directa degrada la pintura y las decolora, por lo que -además de lo mencionado- es aspecto estético del ordenador puede resentirse.

Exceso de sol en el ordenador

El calor y el la exposición al sol afectan a multitud de componentes de los portátiles.

Cómo afecta la humedad a los ordenadores

Por humedad entendemos el vapor de agua presente naturalmente en el aire que nos rodea. En entornos donde hay agua y altas temperaturas, por la evaporación el nivel de humedad aumenta.

Un equipo electrónico (como el ordenador o el teléfono móvil) sometido durante tiempo a altos niveles de humedad sufre grave riesgo de corrosión, cortocircuitos o fallos provocados porque el agua es conductora de la humedad. Acumulada en los rincones interiores del ordenador, puede organizar auténticas catástrofes irreparables, incluso tiempo después de haber estado de vacaciones.

Y si se moja… ¡El gran desastre!, pero si actúas con rapidez se puede reparar un ordenador mojado. Ven lo antes posible a Vic Micro.

Ordenador verano agua

Un ordenador sometido durante tiempo a altos niveles de humedad puede sufrir grandes daños.

Como afecta la sal a los equipos

Aunque lo llamemos sal, nos referimos al salitre, la sal del mar, que también, junto con la evaporación y el aire viaja directamente para alojarse en el interior de los dispositivos.

Por si no lo sabes, el salitre es un agente de corrosión importante, especialmente en componentes metálicos, sino están tratados para impedir este efecto.

Ordenador verano

El salitre de la playa puede afectar a los componentes electrónicos.

Cómo afecta la arena a los ordenadores

Podemos hablar de la arena como el enemigo invisible, porque, aunque no lo veamos, está siempre presente.

Llevar un portátil a la playa, por muy romántico o bucólico que nos pueda parecer, trabajar al borde del mar, es una idea poco recomendable.

El propio giro de los ventiladores para enfriar los componentes hará de aspirador, introduciendo arena en todos los rincones de la máquina.

Eso puede tener consecuencias en el teclado, disco duro, ventiladores, en los circuitos… a su vez la arena se calentará al mismo tiempo que el ordenador, pero cogerá más temperatura y durante más tiempo, acentuando los potenciales problemas por sobrecalentamiento.

ordenador vacaciones

Trabajar con un ordenador en la arena puede ocasionar importantes daños.

Apagar o poner en reposo el ordenador

Otra de las amenazas que acechan a nuestros dispositivos electrónicos en las vacaciones, son las subidas de tensión eléctrica.

Malacostumbrados del entorno laboral, es fácil que dejemos el ordenador siempre enchufado mientras nos vamos a la playa, de excursión o a realizar la compra.

Pero la instalación eléctrica de los destinos vacacionales muchas veces no son tan fiables como los de la ciudad.

Es fácil que haya subidas repentinas de tensión, sin necesidad de que ocurra nada especial.

Por eso es bueno dejar los dispositivos siempre que podamos no conectados a la red. Si ya están cargados, desenchúfalos y utiliza su batería.

Durante las vacaciones es fácil que utilicemos el dispositivo cada pocas horas. Vamos a la playa, volvemos, nos sentamos un rato, paramos para hacer la comida, volvemos a usarlo después de comer, etc.

Seguro que te has dado cuenta que las bombillas se funden normalmente al encenderlas. Eso es porque cuando se “deja pasar” la corriente, hay un pico que muchas veces es letal.

Lo mismo puede pasar con el dispositivo electrónico. Si lo apagas y lo enciendes cada vez que lo vas a usar, es posible que sufra algún daño. En estas ocasiones es mejor ponerlo en reposo (o hibernación, o en suspensión) y “despertarlo” cada vez hasta que tengamos que volver a cargar la batería.

Poner el ordenador en reposo

Es recomendable utilizar el modo reposo para periodos cortos o medios sin usar el equipo.

 

Conclusión

Volviendo al principio, el mejor consejo es no llevarse el ordenador de vacaciones. No sólo por los golpes que puede recibir, sino por la necesidad que tenemos de descansar física y mentalmente.

Pero si absolutamente necesitas llevarlo en tus días de descanso, ten en cuenta esos enemigos invisibles que te acechan para ver si pueden destruir tu equipo y toma las medidas necesarias para que no te afecten.

Y al volver de vacaciones acércate a la tienda, trae tu equipo, le echaremos un vistazo, y en el menor tiempo posible te daremos una solución y un presupuesto sin compromiso.

En Vic Micro somos especialistas en el cuidado y mantenimiento de ordenadores, así que si quieres estar cubierto pase lo que pase, no lo dudes, contacta con nosotros.

 

VIC MICRO

C/ Fuente carrantona Nº 35 Local – 28030 Madrid

Tienda: (+34) 686 984 149

Empresas: (+34) 676 98 24 88

De lunes a viernes de 9.00h a 17.30h ininterrumpidamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reparación de ordenadores, diagnósitico gratuito

Más Información

Consultanos sin compromiso